Tipos de tejidos

El tipo de tejido elegido depende de las características deseadas para la tela. Telas para aplicaciones generales y para cribar El distintivo principal de los tejidos de alambre es cómo están ligados los alambres, porque de ahí resulta la forma de la apertura de la tela. El tejido cuadrado es la forma de tela más comúnmente utilizada. Tradicionalmente se usa para tareas de cribar y clasificación.

Tejido Liso (1/1)

El tipo liso es el más corrientemente utilizada para las telas metálicas con una apertura cuadrada. Por la forma firme y exacta de la tela se suele usar para cribar y clasificar materiales.

Tejido Asargado (2/2)

El tipo asargado se utiliza con frecuencia cuando hay que tejer a un alambre más grueso con un paso determinado o si la tela debe ser flexible para embutición profunda. Un cambio en el sentido del asargado produce una forma de espiga más estable.

Tejido de apertura rectangular y apertura ancha

Tejido de apertura rectangular y apertura ancha. La apertura rectangular/oblonga o la apertura ancha de tela se definen preferentemente con el tipo liso y una relación de paso (longitud y ancho) de 3:1. Una apertura ancha más especializado para superficies amplias y abiertas es con urdimbre triple.

Selección de formas alternativas de alambre

Selección de formas alternativas de alambre. El alambre de tejer más típico es el redondo. El uso de alambres de perfil, trenzados o hilos sintéticos permite sumar otras características adicionales, así como obtener más estabilidad mecánica o capacidad de flexión.